Contabilidad no es solo tributos, diferencia entre contabilidad fiscal y contabilidad financiera

«Le entrego las facturas de compra y las facturas de ventas al contador y luego me encargo solo de pagar los impuestos».

Te suena familiar…

Es muy frecuente en los negocios y emprendimientos, que la contabilidad se relacione únicamente con impuestos, limitando la gestión a entregarle las facturas de compras y facturas de ventas al contador, para que se encargue de realizar los cálculos correspondiente y repetir el ciclo cada mes.

Pero… ¿y la contabilidad financiera? La que te permite evaluar el crecimiento del negocio o emprendimiento, la que te muestra cual es tu producto estrella, la que te dice si el negocio está generando la ganancia que esperas, donde puedes evaluar si tienes retorno de la inversión que realizaste o te muestra el momento oportuno para invertir.

Es importante que conozcas cuál es la diferencia entre la contabilidad fiscal y la contabilidad financiera.

La contabilidad fiscal se enfoca en darte información relacionada con los tributos exclusivamente, y se rige bajo los parámetros establecidos en la normativa legal que rige la materia tributaria. Se registran todos los documentos que tienen soporte legal, como las facturas, notas de crédito y débito.

El objetivo principal de la contabilidad tributaria, es indicar cuánto debes pagar por cada impuesto.

La contabilidad financiera es donde se registran todas las actividades que realiza tu negocio o emprendimiento, tengas o no tengas facturas, los puedes realizar con: los soportes internos de entrada de dinero y de salida de dinero, recibos de compras, recibos de ventas, comprobantes de gestión de inventario. No necesitas tener un documento que esté avalado por las normativas legales tributarias para efectuar el registro.

El objetivo de la contabilidad financiera es:

  • Tomar decisiones referentes a la situación del negocio o emprendimiento.
  • Evaluar la rentabilidad de cada uno de los productos o servicios.
  • Controlar el inventario de mercancía.
  • Conocer el endeudamiento de la empresa.
  • Crear objetivos financieros.
  • Generar indicadores financieros.
  • Determinar el flujo de efectivo.
  • Conocer el producto estrella.

La contabilidad financiera es la que te permite tomar decisiones, medir si los objetivos financieros y de crecimiento se están cumpliendo, la contabilidad financiera es la vida de tu negocio o emprendimiento.

Contabilidad no se relaciona únicamente con impuestos.

Es vital que tengas la contabilidad financiera al día, te dará grandes ventajas y asegura el éxito de tu negocio o emprendimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *